Buscar
11:27h. Sábado, 26 de Mayo de 2018

EL ENCUENTRO ESTUVO ORGANIZADO POR FUNDACIÓN TPH, CREANDO UBB Y SOCIALB

Exposición de ejemplos de Innovación Social marcaron Primer Seminario Regional sobre el tema

Lavandería 21, “Tu Evento Sustentable”, el modelo formativo de la UCSC en materia de Innovación Social y el fomento de la economía intercultural con el pueblo Mapuche, fueron algunos de los casos expuestos.

Expositores de distintos sectores del quehacer de la región, se dieron cita para dar a conocer su visión de la importancia de fortalecer vínculos entre distintas experiencias de emprendimiento.
Expositores de distintos sectores del quehacer de la región, se dieron cita para dar a conocer su visión de la importancia de fortalecer vínculos entre distintas experiencias de emprendimiento.

Como una forma de dialogar y concientizar en torno al concepto, a través de la exposición de ejemplos en la materia, se realizó el Primer Seminario Regional  de Innovación Social, encuentro que reunió a representantes de la academia, instituciones públicas, coworks y organizaciones vinculadas al área.  La actividad que tuvo cabida en el Aula Magna de la Universidad del Bío-Bío, fue organizada por la Incubadora de Empresas CREando, Fundación Trabajo para un Hermano y SocialB.

Al respecto, el director general de Investigación, Desarrollo e Innovación de la mencionada casa de estudios, Mario Ramos, expresó que este encuentro permitió “conceptualizar aspectos que principalmente en el mundo académico y privado no están muy claros, con el fin de entender nuestro rol y exponer cómo la innovación social contribuye al desarrollo, donde el eje está puesto en la equidad, necesaria en nuestros días”.

Por su parte, Erna Ugarte, directora de Fundación Trabajo para un Hermano, enfatizó que “el desafío que tenemos que asumir como actores regionales, es cómo damos solución a las problemáticas de manera de hacer de esta región una más sustentable, respetuosa con la naturaleza, donde el desarrollo vaya de la mano del crecimiento y donde las personas sean tratadas como tal, por tanto, nuestra apuesta es aportar a la materia a través del emprendimiento social de base”.

El seminario inició con la presentación de Sonia Stevens, docente de la UCSC, quien se refirió a cómo el modelo formativo de la universidad incorpora la innovación social y la promueve desde distintas áreas. “Este modelo formativo propicia espacios de trabajo multidisciplinario entre estudiantes, académicos y socios comunitarios, posibilitando así un quiebre paradigmático de los estudiantes y las personas con las que se vinculan, entendiendo la innovación social como una herramienta que aporta al  desarrollo humano”, argumentó la académica.

En tanto, Maite Otondo, representante de Lavandería 21,  comentó la experiencia de esta institución que surge del Arzobispado con el fin de resolver la problemática de la escasa empleabilidad a jóvenes con síndrome de down. Al respecto, la también académica de la Universidad Católica de la Santísima Concepción, señaló la importancia de apoyar a los jóvenes con esta discapacidad desde la mirada de verlos como personas adultas y capaces de efectuar los trabajos que se les han encomendado, dejando de lado el asistencialismo y potenciando sus habilidades.

También participaron como expositores de este encuentro, María José García, de Fundación El Árbol, quien relató la experiencia de “Tu Evento Sustentable”, emprendimiento de Innovación Social que  ha profesionalizado la labor de recolectores de base y por último, Gloria Cayupe y Pascual Levi, quienes se refirieron al trabajo colaborativo entre la Universidad del Bio Bío y comunidades Mapuche, con el fin de fortalecer y promover la economía intercultural.

IMG_8995

Un importante número de asistentes participaron de la actividad en dependencias de la Universidad del Bío Bío/Gentileza SocialB.

 

Muestra de emprendimientos

En el marco de este encuentro, se realizó también una muestra de algunos emprendimientos sociales que se desarrollan en la región, como es el caso de Wingka Boards, que fabrica tablas de surf de madera; Aprisco Crisyud, que incorpora a personas en situación de discapacidad en la elaboración de quesos de cabra; Hola Mimo!, robot educativo que a través de la programación enseña a programar a los niños pre-escolares; Lamien, una aplicación con market place y sistema de pago integrado, que fomenta la compra a pequeños productores locales.