Buscar
09:52h. Viernes, 16 de Noviembre de 2018

Entrevista a Mario González, dirigente social y futuro candidato al Concejo Municipal de Concepción

Más que un frente amplio a secas lo que debemos crear es un Frente Amplio Regional

Promover un modo de gestión de los asuntos públicos fundamentado en la participación de la sociedad civil en todos los niveles, es el camino hacia un nuevo modelo de gobierno verdaderamente participativo

Comité Pro Comuna Andalién en las afueras del Palacio La  Moneda. Mario González es el segundo de izquierda a derecha.
Comité Pro Comuna Andalién en las afueras del Palacio La Moneda. Mario González es el segundo de izquierda a derecha.

La actual política vigente en materia de participación ciudadana, tiene como objetivos estratégicos, fortalecer las organizaciones de la sociedad civil, promover y orientar sus acciones y fortalecer los espacios de opinión e información de la ciudadanía respecto a la administración del Estado, el cual ha estimulado la asociación entre los chilenos y su participación en la generación de políticas de interés general a través de la Ley 20.500 sobre Asociaciones y Participación Ciudadana en la Gestión Pública, promulgada en febrero de 2011.

Este impulso dado por ley, sumado al descrédito que ha sumido a los partidos políticos más tradicionales, han sido algunas de las razones que explican los logros que ha conseguido el Frente Amplio durante 2017, como alternativa al tradicional duopolio que representan Chile Vamos y la Nueva Mayoría. Surge entonces la pregunta de cómo será la evolución de este nuevo fenómeno político y social en gestación, cómo alcanzará su madurez orgánica y cómo afectará el devenir de este proceso a las regiones.

Desde las organizaciones sociales de la zona del Gran Concepción, la lectura de esta tendencia ha sido interpretada de diversas maneras, pues existen discrepancias que resolver entre quienes reconocen en esta fuerza política una opción válida a la cual plegarse y quienes definitivamente se inclinan por propuestas revestidas de un carácter más autonómico.

Al respecto, y con una segunda vuelta presidencial ad portas, conversamos con el dirigente social por Barrio Norte y futuro candidato al Concejo Municipal de Concepción, Mario González Figueroa.

FOTO ENTREVISTA 2

Nuestro entrevistado, el dirigente social por Barrio Norte y futuro candidato a concejal por el municipio penquista, Mario González Figueroa.

 

Mario ¿Cuál es tu diagnóstico de cara a la segunda vuelta del próximo domingo y cómo nos afectará la elección de uno u otro candidato?

En primer lugar quiero decir que la política nacional, y en este sentido me refiero a la disputa entre dos conglomerados, tanto la Alianza por Chile como la ex Nueva Mayoría, vienen a copar el espectro nacional y las regiones quedamos fuera de la discusión de las cúpulas partidistas. Entonces, eso es lo que me inquieta. Es decir, más que preocuparme de las elecciones nacionales, no obstante que son importantes, pienso que hacen que nos despreocupemos de la política local, porque independientemente de que salga electo Guillier o salga Piñera, en mi opinión, creo que para la gran mayoría de la gente del barrio que represento (Barrio Norte) y donde desempeño mi trabajo social, ambas candidaturas representan casi lo mismo, porque ambas alianzas políticas tienen postergados a los barrios y sus problemáticas. Desde ese punto de vista, si la gente quiere ir a votar es libre de hacerlo, pero en mi opinión, creo que es más de lo mismo y no albergamos muchas esperanzas de que vayan a preocuparse del desarrollo a escala local o regional. Las regiones están abandonadas; lo que se invierte y se gasta en Santiago comparativamente con el resto de las ciudades de Chile, es impresentable. Por lo tanto, ahí ya vemos una tremenda disparidad de criterio respecto a los presupuestos. Lamentablemente eso no está en la discusión de los que apoyan a Guillier o a Piñera acá en la zona, ya que los problemas locales no forman parte de sus respectivas agendas ¡Eso es lo preocupante! Soy escéptico frente a una elección donde uno sabe que los presupuestos se los va a volver a llevar Santiago desgraciadamente, y nosotros vamos a quedar otra vez a la zaga, ya que como ciudad ocupamos casi la sexta posición. Después de haberle disputado a Santiago palmo a palmo en algún punto de la historia la hegemonía del país, ahora estamos siendo la quinta o sexta ciudad de Chile ¡Esa es la realidad!

¿Y qué panorama enfrentamos como región en medio de la actual forma en que se hace esa política centralista de la cual hablas?

Más que un Frente Amplio, creo que lo que hay que crear es un Frente Amplio Regional, donde estén presentes movimientos locales, organizaciones de base, movimientos políticos, partidos políticos, etc., que en cierta forma, pueden representar de mejor manera las aspiraciones locales y justamente las pueden poner en el tapete de la agenda nacional.

¿Y qué desafíos son los que nos corresponde afrontar como zona o como territorio provisto de una identidad particular?

Hay una cosa muy urgente que por lo menos nosotros venimos trabajando desde hace bastante tiempo, y que es la defensa de nuestros ríos y de nuestras lagunas, que en cierta forma son las que han construido la cultura de la ciudad. Nuestros barrios - por ejemplo Barrio Norte - están abandonados a su suerte, a pesar de que se han hecho algunos avances y nosotros como dirigentes en cierta forma lo hemos logrado. A través de protestas y movilizaciones, emplazamos a la autoridad y gracias a ese trabajo que hicimos, incluso todos los esfuerzos desplegados en torno a la consulta ciudadana “Andalién Comuna”, generaron la preocupación del municipio penquista ante el estado de abandono en el que se encontraba este sector de la ciudad. Y no sólo se preocuparon de Barrio Norte…, se preocuparon de Lorenzo Arenas, de Valle Nonguén y de otros sectores, porque tuvieron miedo de que la gente comenzara a levantar propuestas locales o derechamente, movimientos independentistas. Por lo tanto, esa etapa de desarrollo del Comité Pro Comuna Andalién, posibilitó que la autoridad comenzara a preocuparse también de los territorios. Sin embargo, todo eso aún no es suficiente. Aun así creemos que es importante exigir de la metrópoli principal, mayor preocupación por los barrios, tal como la que se exige de Santiago para con las regiones, ya que en los barrios no se invierte como sí se hace en el centro de Concepción.

FOTO ENTREVISTA 4

Regata por la laguna Lo Galindo, una forma de integrar a la comunidad y promover el cuidado de estos espejos de agua que son parte de la identidad territorial.

 

Y haciendo conexión con lo último que mencionaste ¿Existe algún modelo o alguna propuesta concreta de cómo poder gestionar esta planificación mediante un enfoque propio?

En relación con esta posibilidad personal de llegar a ser concejal por el municipio penquista, nosotros hemos aprendido que la única forma de que existan políticas que beneficien a los vecinos, es que éstos se postulen a cargos públicos, porque finalmente es en el concejo municipal donde se corta el queque. Y no solamente a nivel parlamentario, sino que también a nivel de consejeros regionales, pero lo importante es potenciar y privilegiar lo local. Creo que los vecinos ya debieran ser capaces de empoderarse y hay muchos dirigentes sociales que tienen que asumir ese desafío de llegar al concejo municipal, porque ahí es donde se están tomando las decisiones. Hoy en día tenemos una ciudad que está cooptada por dos familias, que son los Ortiz y los Van Rysselberghe. Conozco la realidad de Barrio Norte bastante y si tú no estás con ellos, no recibes ninguna ayuda y eso no puede ser, ya que la ciudad nos pertenece a todos y el presupuesto municipal es de todos, no es sólo de una autoridad en particular.

¿Y cuáles son los proyectos concretos u obras públicas, ya sea en los barrios o en la comuna, que se están requiriendo urgentemente?

Hemos hablado bastante sobre el Biotrén para Barrio Norte, ampliar los recorridos existentes y que en un futuro el trazado sea hasta Penco. La línea está y la gente de Barrio Norte no tiene conexión con el terminal de buses, no tiene conexión con el estadio y no tiene conexión con el sector Puchacay. Si vives en Barrio Norte, para llegar al terminal Tegualda, tienes que darte la vuelta por toda la ciudad. Se ha hablado de hacer un metro en la ciudad y eso es una locura. Por el contrario, nosotros creemos que lo que sí es factible, ya que existe la línea, es que el Biotrén se extienda hasta el sector de Barrio Norte y que termine en la estación Andalién, a la altura del puente que está en Villa Cap. Eso sí es posible y contribuiría al desarrollo del barrio, añadiendo plusvalía a los territorios. Otra cosa es el mal estado de las veredas en los barrios y que es un peligro para mucha gente de la tercera edad. No se invierte en mejorar las veredas ni en mejorar los accesos a los barrios. Tenemos el tema de la rotonda Bonilla, uno no sabe qué van a hacer ahí, porque quizás por ahorrar, no construyan el trébol completo y eso va a provocar que tengan que volver a construir algo nuevo. El llamado es que se hagan las cosas bien desde un principio. Si en Santiago se gastan 6 mil millones, 10 mil millones y hasta 20 mil millones de pesos ¿Por qué no invertir acá? El problema es que nuestras autoridades no defienden la ciudad,

Y al respecto ¿En estos momentos la Unión Comunal es la única instancia que tienen los barrios, sus dirigentes y representantes para coordinar acciones comunes frente a decisiones arbitrarias de la autoridad?

El tema es que la Unión Comunal no tiene un papel resolutivo; solamente emite opiniones. Y también, en el caso de la Unión Comunal de Concepción, ha sido desmantelada por parte de la autoridad. Sabemos cómo nuestra dirigenta, Guillermina Miranda, día a día es sometida a veto por parte de la autoridad. Aquí tenemos un municipio y una autoridad que tiene vetados a ciertos dirigentes; entonces así no se puede avanzar. Pero también hay responsabilidad de los dirigentes, quienes no deben dejarse cooptar por la autoridad. Lo primero que deben hacer es defender su barrio y su comunidad. Hay que avanzar en mayor independencia para las decisiones vecinales, donde los dirigentes deben asumir que antes de defender a un alcalde o a una autoridad, deben defender su territorio. Debemos avanzar hacia allá y ese es el camino para lograr mejores beneficios para nuestros barrios.

¿Algún modelo de gestión, como por ejemplo aquello que conocemos como “gobernanzas”, como alternativa a esto que acabas de indicar, donde la Unión Comunal carece de representatividad?

Es que más que carecer de representatividad, aquí sucede lo siguiente: Si la autoridad local, es decir el presidente o la presidenta de la Unión Comunal no tienen una línea política que contribuya a una alianza con el alcalde, éste no los invita a tomar parte en las decisiones locales…

Aún está muy afincada la política en términos partidistas…

¡Claro! Además está todo el tema de la cooptación que se lleva a cabo en los barrios. Todo lo que hacen estos candidatos de ambos grupos del duopolio, que con canastas familiares, con beneficios y con un montón de otras cosas, es cooptar al dirigente social. Incluso, hay dirigentes sociales a los que la municipalidad les da trabajo, o sea, pasan a ser operadores políticos de la autoridad. Entonces… ¿qué independencia tiene ese dirigente para tomar decisiones? ¿O cómo puede protestar frente a una mala decisión del municipio? Creo que los dirigentes sociales tenemos que ser capaces de defender a nuestras comunidades, participar en la política activa, postularse al concejo municipal, que es donde realmente se toman las decisiones, y de esa forma poder conseguir beneficios para nuestros barrios. También es responsabilidad nuestra actuar con mayor unidad y trabajar por el bien común de nuestras comunidades.

FOTO ENTREVISTA

Movilizaciones sociales como las que se realizaron antes de la consulta pro Comuna Andalién, contribuyeron a llamar la atención de la autoridad respecto a la situación de abandono que viven los barrios de Concepción.

 

Respecto a eso ¿Cómo ves el tema de los liderazgos en la zona?

Nosotros como dirigentes sociales de Barrio Norte levantamos la candidatura de Juan Polizzi, porque pensamos que representaba una propuesta alternativa. Justamente esa fue nuestra contribución a lo local, que un dirigente vecinal tan destacado como Juan Polizzi fuera una carta al municipio, frente a las otras dos opciones que teníamos, representadas por los Van Rysselberghe y los Ortiz; creo que eso la ciudadanía lo entendió perfectamente. A lo mejor no ganamos la elección municipal, pero los votantes empezaron a cuestionar las otras dos candidaturas. Y en ese momento, la gente que ahora participa en el Frente Amplio se sumó a nosotros, porque vio una opción interesante en Juan Polizzi. No creo que ahora Juan Polizzi esté interesado en ser candidato a algo, ya que manifestó no volver a postularse a otra candidatura, pero creo que hay muchos dirigentes sociales que pueden asumir un rol protagónico desde las comunidades. Por ejemplo, tenemos un diputado verde que es Félix González al que algunos de nosotros lo apoyamos, porque consideramos que él también puede ser un importante actor en la lucha contra la destrucción del medioambiente. Si vamos a defender nuestros ríos y lagunas, necesitamos que el diputado verde también esté con nosotros. Hay otros liderazgos como Javier Sandoval del Partido Igualdad, quien al ser elegido consejero, creo que también va a defender y a estar en sintonía con nuestras demandas, porque Javier siempre ha estado trabajando por la defensa del territorio y para que el Plan Regulador resulte beneficioso para los barrios.

Mario…, te invitamos a que dirijas algún mensaje a nuestros lectores al cierre de esta entrevista…

Quiero decir que hoy más que nunca, todos los vecinos de Concepción, más allá del sesgo político, de verdad seamos capaces de defender nuestra ciudad. Que en algún momento nos pongamos las manos en el corazón y defendamos Concepción y no la destruyamos. Hoy se están volviendo a tomar malas decisiones que en el pasado ya nos pasaron la cuenta. Por ejemplo, la construcción de las tulipas, la construcción del Mall del Centro, la cantidad de edificios que se están construyendo en lugares donde no se puede edificar. El llamado es que los vecinos de Concepción nos unamos y que seamos capaces de elaborar una propuesta alternativa de desarrollo local, pero obviamente eso pasa porque tomemos decisiones y que apoyemos a los candidatos que en el futuro van a representar a los barrios en el concejo municipal, y también que en algún momento aspiren a la alcaldía de Concepción. DCC