Buscar
11:29h. Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

LAS IMPRESIONES DE UNA TESTIGO QUE DESCRIBE EL AMBIENTE EN LOS DÍAS POSTERIORES A LOS ATAQUES DEL DAESH

Doble atentado en Barcelona: El testimonio de una chilena residente

A pesar del duro golpe que el terrorismo islámico asestó a la sociedad catalana, autoridades y ciudadanos, a través de sucesivas convocatorias, han demostrado saber ponerse de pie y no dar pábulo al temor y a la "islamofobia"

El ataque terrorista del EI en La Rambla, es una nueva señal de alerta para Europa
El ataque terrorista del EI en La Rambla, es una nueva señal de alerta para Europa

Una soleada y agradable tarde estival en el centro de Barcelona, en un instante se convirtió en una escena de horror y muerte, cuando de manera imprevista, un desconocido a bordo de una furgoneta embistió a un centenar de personas que, alrededor de las 17:00 horas, transitaban tranquilamente por el paseo conocido como La Rambla, en pleno centro neurálgico de la ciudad. Resultado del atropellamiento masivo, 14 transeúntes fallecieron en el lugar y decenas de personas quedaron heridas de gravedad.

Horas más tarde, 5 terroristas perpetraron un nuevo ataque genocida, conduciendo un automóvil Audi, en el paseo marítimo de Cambrils, ciudad ubicada en la costa de Tarragona, el que tuvo como resultado seis personas heridas, una de las cuales falleció posteriormente. Ambos hechos estuvieron íntimamente relacionados, tanto en la planificación, como en el móvil que tuvieron los atacantes. Inmediatamente, las primeras pesquisas policiales dirigieron las sospechas hacia el autodenominado Estado Islámico (Daesh), el que revindicó los atentados, reconociendo su autoría horas después.

Fruto de la labor policial, los cinco terroristas involucrados en el incidente de Cambrils, fueron abatidos en las cercanías de donde se produjo el incidente, y tras una intensa búsqueda, 5 días después, el conductor responsable del atentado en La Rambla, identificado como Younes Abouyaaqoub de nacionalidad marroquí, fue ultimado por una patrulla de seguridad ciudadana de Vilafranca.

El doble atentado en Cataluña, que dejó un saldo superior a 120 heridos inicialmente, de los que todavía 21 personas se encuentran hospitalizadas y cuatro de ellas en estado crítico, también provocó un efecto emocional en el pueblo español, el ánimo de enfrentar con valentía al terrorismo, y unidos, repudiar todo acto de violencia bajo la consigna "No tinc por".

Carla Genta1

       Carla Genta, periodista

Barcelona es una ciudad de clara vocación turística, abierta al mundo y paseo obligado para todo viajero que anhele disfrutar las bondades de la costa mediterránea. Es también una metrópoli cosmopolita; tal vez el símbolo de una política de puertas abiertas que acoge al emigrante. Dentro de su población, también hay una importante colonia de chilenos residentes,  y tuvimos oportunidad de conversar con una de ellas, la periodista Carla Genta, para conocer con más detalle, el clima que se vive tras los atentados.

Atropello_Las Ramblas

La gráfica muestra la ruta que siguió la furgoneta en su alocada carrera, que dejó un triste saldo de muertos y heridos.

Carla. Cuéntanos desde cuándo vives en Barcelona y por qué llegaste allá.

Vivo en Barcelona desde mayo del 2007, pero en realidad yo no venía a quedarme aquí. Había estado el 2003 viajando de mochilera por Europa, recorriendo la mayoría de los sitios turísticos y los lugares donde tenía amigos para visitar. En esa oportunidad, conocí Barcelona y me gustó, pero cuando volví el 2007, mi objetivo era Italia. Siempre me ha gustado viajar y tenía ganas de vivir fuera de Chile (ya me había ido de Concepción, mi ciudad natal, a vivir a Puerto Natales en 1999). Tengo nacionalidad italiana gracias a mis abuelos paternos y quería aprender italiano, así es que me compré un pasaje abierto para volver máximo dentro de un año y me vine. Entré por España y en Barcelona me reencontré con un amigo de la universidad, ambos estudiamos periodismo en la Universidad de Concepción. Habíamos perdido contacto por años, pero una semana antes de viajar me reuní con amigos que teníamos en común y ellos me contaron que él vivía aquí y le enviaron un regalo conmigo, un cd de “Amigo Imaginario”, donde cantaba su mejor amiga. Curiosamente otro integrante del grupo, un duendecito, dijo medio en serio medio en broma, que a lo mejor al reencontrarnos surgiría el amor... ¡Y así fue!

Es una mágica historia que necesitaría mucho más espacio para contarla en detalle, pero en resumen fue el motivo para quedarme. Tuvimos una relación de pareja por 7 años y hoy seguimos compartiendo una relación de profunda amistad.

¿Cómo ha sido tu estadía hasta hoy en esta zona de España?

Desde el comienzo fui muy bien recibida, nunca me he sentido discriminada por ser extranjera. Ha sido intenso en cuanto a aprendizajes, demasiadas historias para resumirlas en un par de líneas. A destacar, haber vivido a la distancia el terremoto del 2010, fue experimentar una emoción única. Tras las primeras horas, el no saber si están vivos tu familia, tus amigos y todo el entorno en el que había crecido.

Carla, enfocándonos en lo que fueron los atentados ¿Existe algún hecho previo que hubiese anticipado este ataque?

Sin duda que los atentados previos ocurridos en otras ciudades europeas tenían en alerta a España. Un amigo perteneciente a la Policía, nos comentó alguna vez que estaban en permanente preparación ante un eventual ataque terrorista.

¿Cómo te enteraste de esta noticia? Y cuéntanos un poco lo que ibas a hacer ese día, donde prácticamente pudiste haber estado en el lugar de la tragedia.

Me enteré a través de mi pareja, que se comunicó muy preocupado por saber dónde y cómo estaba, porque justamente esa tarde había salido de ruta turística con una sobrina que estaba de visita. Habíamos estado en la playa, íbamos camino al parque de la Ciudadela, que está en el centro, y lo siguiente era ir a La Rambla. En seguida, avisamos a través del grupo de whatsapp de la familia que estábamos bien, antes que se enteraran de lo sucedido. Y muchos amigos se contactaron. Se oían sirenas todo el tiempo y el metro fue abierto para facilitar los desplazamientos. Las rutas de salida de la ciudad colapsaron por los controles policiales y los vehículos estuvieron horas sin moverse.

las_ramblas

Un acto lleno de barbarie, que causó consternación en todo el mundo.

¿Cuál ha sido la reacción de los ciudadanos de Barcelona después de ocurridos los hechos?

Durante la misma tarde después de ocurridos los hechos, hubo un cambio notorio en la energía de la ciudad. Las pocas personas que podías ver en las calles comentaban lo sucedido. Todos consternados e incrédulos, pero al mismo tiempo, con un sentimiento de unidad. En las redes sociales surgió un gran movimiento de voluntariado, ofreciendo cada uno lo que estaba a su alcance aportar (alojamiento, comida, traducción de idiomas, etc.). Al ser época de verano, este atentado ha coincidido con la celebración de las fiestas de los distintos barrios de la ciudad. Al declararse un luto por 3 días, se suspendieron las actividades nocturnas, manteniendo sólo las diurnas y de carácter familiar. Y ha sido espontáneo en las personas en cada encuentro masivo, finalizar con la repetición del lema “No tinc por", que significa “No tengo miedo”.

¿Cuál ha sido la actitud del pueblo español frente a estos ataques?

Es un período delicado para Cataluña en el sentido político, ya que está en un proceso de querer independizarse de España. Con los ataques, se ha dejado este tema un poco de lado y se ha visto una actitud integradora tanto de los españoles fuera de Cataluña como de los mismos catalanes, aunque en las manifestaciones posteriores al atentado, ha resaltado la presencia de la estelada, la bandera no oficial independentista catalana.

¿Qué lazos se han establecido entre los chilenos residentes en esta ciudad? ¿Cómo fue la comunicación con los compatriotas y amigos tras haberse enterado de estos atentados?

La comunicación con todos los amigos fue principalmente a través de las redes sociales, mensajes en Facebook y grupos de whatsapp, donde todos nos preguntamos cómo estábamos. Barcelona es una ciudad tan cosmopolita, que los grupos de amigos se componen de variadas nacionalidades: Españoles, italianos, portugueses, suecos, israelitas, brasileños, venezolanos, argentinos, mexicanos, etc. Y también chilenos, creándose así una red que trasciende fronteras.

¿Qué opinión y qué actitud existe ahora hacia los inmigrantes y refugiados musulmanes residentes en España?

Barcelona en general se reconoce a sí misma como una ciudad muy abierta, donde prima el respeto hacia el prójimo y la libertad individual, y existe un fuerte sentimiento de mantener este espíritu. Por otro lado, la comunidad musulmana residente ha estado muy presente con posterioridad a los atentados, condenando el terrorismo y luchando para que no se extienda la islamofobia. También se han manifestado, resaltando las frases: “somos musulmanes, no somos terroristas” y “no en nuestro nombre”.

_97439321_vigilancia

Un gran dispositivo policial se desplegó para dar con los responsable de ambos atentados.

¿Qué medidas de seguridad ha implementado la policía catalana, para evitar que se repitan hechos de sangre?

Se ha reforzado visiblemente la presencia policial en los centros comerciales y en los lugares turísticos más concurridos. En la celebración de actos masivos, se ha restringido el paso de vehículos y se han puesto controles policiales.

¿Cuál es tu mensaje al terminar esta entrevista, haciendo un poco de reflexión frente al repudio generalizado que convoca a la humanidad frente a todo acto de violencia?

Hechos como los atentados en Europa, a lo mejor nos afectan más porque pudimos haber sido una víctima. Es una realidad tal vez más cercana, pero haría una mención a recordar que casi cada día mueren muchas personas en países que están en conflicto hace años.

La violencia no se combate con violencia. Si queremos paz, hay que actuar con y desde el amor. Para que haya un cambio global debemos empezar individualmente. Recomendaría la lectura de “Los Cuatro Acuerdos Toltecas” de Miguel Ruiz, que habla de ser impecable con tus palabras, dar lo mejor de ti, no tomarse nada personalmente y no hacer suposiciones. DCC