Buscar
11:36h. Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

MINDFULNESS

El preciado instante del aquí en el ahora

Heredero del budismo en Occidente, mindfulness se nos revela como una herramienta eficaz para paliar los males de la modernidad

Mindfulness nos ayuda a enfocarnos por un instante en nuestro Yo interno, dejando de lado las tensiones del exterior.
Mindfulness nos ayuda a enfocarnos por un instante en nuestro Yo interno, dejando de lado las tensiones del exterior.

La vida moderna agitada, rápida y competitiva, nos envuelve en un remolino atrapante y vertiginoso, que no nos deja lugar a la quietud y a la contemplación del Todo al que pertenecemos. Nuestro sofisticado estilo de vida nos ha llevado a alcanzar los más altos registros históricos de trastornos de ansiedad, depresión y estrés, como nunca antes en la historia de la Humanidad. Una recordada frase acuñada por un personaje de historieta que decía: "Paren al mundo que me quiero bajar", adquiere pleno sentido en un mundo envuelto en una vorágine de precipitado dinamismo, lo cual hace dirigir la mirada hacia la sabiduría oriental, para encontrar allí las soluciones que la ciencia contemporánea no ha podido aportar.

Mindfulness es un concepto relativamente desconocido en nuestro país. En general, el mundo occidental paulatinamente ha ido depositando su mirada en esta eficaz herramienta tomada del budismo vipassana, una antigua técnica de meditación de la India que consiste en "tomar conciencia del momento presente" y "tomar conciencia de la realidad", pero despojándola de todos sus componentes religiosos. Desde la década de los 70, numerosos profesionales de la psicología clínica y la psiquiatría, han desarrollado terapias basadas en esta práctica, para ayudar a personas con trastornos psicológicos a superar estos estados disfuncionales. Las investigaciones en torno a este método, han establecido que tratamientos basados en mindfulness son muy eficaces, en especial para la reducción de la ansiedad, la depresión, y el estrés.

Ondas binaurales

Distintos estados de consciencia conforme al nivel de actividad cerebral que registramos.

Para sus practicantes, que ya han experimentado sus beneficios, hablan que en las sesiones sienten un estado de paz e instantes de profunda alegría. Además, han aprendido a reconocer las variadas emociones y sensaciones que vienen a la mente. Por lo tanto, están conscientes que los pensamientos vienen y se van, al igual que las emociones, y que no hay que aferrarse a ellos, sino más bien dejarlos pasar. Incluso, se afirma que en ocasiones se pueden alcanzar estados alfa y theta, como resultado de esta meditación.

Para saber un poco más de todo lo relacionado a esta técnica, Diario ConCiencia conversó con el facilitador de mindfulness en Concepción, Miguel Hidalgo.

brainwave

Ondas cerebrales. Algunos pensamientos están ligados a ciertas frecuencias y longitudes de onda.

Miguel ¿Qué es el mindfulness, de dónde proviene esta técnica y qué significa esta palabra?

El mindfulness significa atención plena. Se trata de un conjunto de prácticas de meditación diseñadas para enfocar y desarrollar nuestra atención de manera voluntaria. Nos sitúa en el momento presente, en el aquí y el ahora. Es una práctica que se basa en un objeto de meditación, que puede ser un objeto propiamente tal, una imagen o la respiración, para posteriormente profundizar en la sensación que nos provoca ese objeto. La respiración es el objeto más sencillo de utilizar y a través de ella nos concentramos y alejamos todos esos pensamientos que son como un torrente, una especie de cháchara constante que tenemos en la cabeza y que no para de taladrar día y noche. No significa que la mente vaya a quedar en blanco.

¿Dónde se origina y cuándo se comienza a practicar en Occidente?

El primer equipo de expertos surgió en Estados Unidos. Fue un equipo liderado por el doctor Jon Kabat-Zinn, quien fundó en 1979 el Center for Mindfulness in Medicine, Health Care and Society. Ellos tomaron elementos de la meditación budista shamatha, considerando sólo la técnica y dejando de lado todos los aspectos religiosos. Se dieron cuenta que podía ser aplicada como terapia para personas con ansiedad, depresión o estrés.

Y la traducción literal de la palabra ¿Qué significa?

Significa Atención Plena o Consciencia Plena, ya que mindful es un adjetivo que significa consciente o atento.

Llevándolo a la práctica ¿Cómo podemos describir el estar bajo este estado?

Este estado se manifiesta en que soy capaz de desarrollar mis actividades cotidianas con mayor consciencia, es decir, no estoy en modo "piloto automático", que es lo que uno generalmente tiende a hacer. Uno hace todo mecánicamente y no está consciente de lo que está realizando. Por ejemplo, algunas personas me han contado que cuando van conduciendo no se dan cuenta por qué calles han pasado, por donde han doblado o qué han hecho durante el viaje. Todo eso lo hacen de manera muy mecánica. Por lo tanto, el mindfulness ayuda a que uno esté plenamente consciente de todo lo que hace en cada momento.

Esto hace disfrutar más, concentrarse más y ser más eficaz en lo que se está haciendo en el momento entonces...

Se habla también que a través de esto se logra una mejor calidad de vida y en el fondo, te hace ser una persona más feliz, porque, por una parte, gozas de los buenos momentos de manera más consciente y por otra, te ayuda a enfrentar los momentos difíciles con mayor tranquilidad sin que las emociones te descontrolen.

Me contabas que esta técnica se asocia al nombre de Matthieu Ricard, a quien se le ha llamado "el hombre más feliz del mundo". Cuéntanos un poco acerca de su historia.

Él es un monje budista tibetano, pero su profesión anterior era la de biólogo molecular. Como él tenía un gran círculo de amistades en el mundo de la neurociencia, a éstos les interesó estudiar el efecto de la práctica meditativa en sus procesos cognitivos. Un equipo de la Universidad de Wisconsin, a cargo del investigador Richard Davidson, lo sometió a varias pruebas, instalando 256 neurosensores a lo largo de su corteza cerebral y analizaron, a través de tomografías por resonancia magnética, qué cambios se producían en el funcionamiento de su cerebro mientras él meditaba. Las mediciones registraron un nivel de ondas gamma nunca antes vistos, así como también una actividad superior a lo normal en la corteza cerebral pre-frontal izquierda de Ricard, lo cual está asociado al bienestar y las emociones positivas. El rango entre la infelicidad total y la felicidad plena oscilaba entre 0,3 (muy infeliz) y -0,3 (muy feliz). El otrora científico, registró un nivel de -0,45, algo que rebasó los límites del experimento.

portada2

Matthieu Ricard, el hombre más feliz del mundo.

¿En qué consiste esta herramienta? Es meditación, son ejercicios o son una combinación de ambos.

Se empieza enseñándole a los alumnos la postura de meditación que puede ser loto, medio loto, con las piernas cruzadas o simplemente sentándose en una silla, pero manteniendo la espalda recta. Los ojos pueden estar entreabiertos y si uno tiene un poco de sueño puede dejarlos abiertos. Si uno está con la mente muy agitada, los cierra. Ahí se puede ir alternando, porque la idea no es quedarse dormido. No es un estado de relajación total, sino que se busca alcanzar la tranquilidad, pero estando atento a todo lo que está pasando, tanto en mi cuerpo como a mi alrededor. No es dejar la mente en blanco ni tampoco es un trance.

Básicamente entonces, la respiración es el principio fundamental...

Sí. La respiración es un objeto de meditación.  Me concentro en la respiración.

A diferencia de otras prácticas como el yoga o el tai chi...¿Hay movimientos de extremidades o del cuerpo?

A veces se pueden hacer ejercicios simples como elongaciones o estiramientos muy suaves, pero no es en sí yoga. Simplemente sirve para estirar, porque si uno permanece sentado durante mucho tiempo, tiende a adormecerse, sobretodo si uno no está acostumbrado a la postura. Más que nada es para eso. Por eso, para practicar mindfulness uno tiene que tener su cuerpo sano y relajado.

¿Existe alguna contraindicación para su práctica?

Yo diría que la única contraindicación sería para personas que tienen un cuadro psiquiátrico muy grave, ya que como ellos no pueden concentrarse. Pero todo el resto de las personas tenemos esa capacidad de concentración.

¿Cuáles son sus beneficios concretos?

Los beneficios concretos podrían ser:  Que combate el estrés, nos permite vivir en forma más tranquila, enfrentar el trabajo y la vida familiar con optimismo y serenidad. También nos permite un control de las emociones negativas, que son aquellas que nos hacen daño; por ejemplo la ira.

¿Con qué frecuencia debiera practicarse? ¿Cuáles son los horarios más recomendables y el tiempo que debiéramos dedicarle?

Lo ideal es hacerlo una vez al día. Puede hacerse cuántas veces uno quiera durante el día. Por ejemplo, uno puede partir en la mañana antes de ir al trabajo o antes de tomar desayuno hacer una breve práctica. Uno puede partir con 2  a 5 minutos y gradualmente, al igual que en un entrenamiento físico, uno comienza de menos a más, pero aumentando lentamente el tiempo de duración de la práctica.

¿Cuánto es el tiempo máximo de práctica pensando en este aumento progresivo?

Algunas personas que practican bastante pueden llegar a media hora o hasta una hora. Eso se logra con mucho tiempo de práctica, no es algo tan rápido de alcanzar, es algo que se adquiere en forma progresiva. Requiere de constancia como cualquier otra disciplina.

¿Cuánto tiempo hace que se empieza a practicar en Chile?

En realidad hace muy poco tiempo. Hay un gran desconocimiento en nuestro país acerca de su utilidad y está la necesidad de practicarlo, porque los niveles de estrés en nuestra sociedad son bien altos. Esta técnica sería muy buena aplicarla en las empresas, ya que se ha comprobado que aumenta la productividad de las personas, ya que el trabajador se encuentra más atento a su labor. Al igual, enseñarlo en las escuelas, en las universidades y para la vida cotidiana también.

Me comentabas que en algunos países ya está incorporado en los planes de estudio...

Sí. He visto que en Estados Unidos han implementado planes piloto en colegios que son conflictivos, donde existe mucho bullying o riñas constantes entre los alumnos. En vez de castigar a los estudiantes, les enseñan a practicar mindfulness, lográndose muy buenos resultados. Y en general, a todos los alumnos del establecimiento, les hacen una sesión antes de comenzar las clases en la mañana, las cuales pueden durar entre 5 a 10 minutos. También se ha enseñado esta técnica a policías que están enfrentados constantemente a situaciones de alto riesgo y violencia en las calles. El mindfulness los prepara y los fortalece mentalmente para enfrentar escenarios extremos, donde no pierdan el control y procedan adecuadamente conforme a los protocolos institucionales en materias de orden, seguridad y combate al delito.

iStock_105999711_meditalas-1024x576-500x281

El mindfulness es muy beneficio para niños y adolescentes hiperactivos.

¿Por qué la gente debiera conocer más acerca de esto?

Les va a ayudar mucho en su vida cotidiana a enfrentar situaciones difíciles, a disfrutar más de las situaciones positivas de la vida y a mejorar la calidad de ésta. Es una herramienta que es muy sencilla, porque no se necesita ningún implemento externo ni ningún elemento sofisticado. Sólo necesitamos de un elemento con el que nacemos que es la mente. Aquí aprenderán a usar la mente, a controlar las emociones y los pensamientos, a través de enfocarnos en cómo respiramos y la postura que adoptemos durante la práctica. Y así, en nuestra vida cotidiana y en todo lo que hagamos, estaremos aplicando la Atención Plena. Trabajamos más concentrados, comemos concentrados en los que estamos ingiriendo, cuando caminamos estamos más conscientes de que lo estamos haciendo. Suena simple, pero a veces uno va caminando sin pensar en que lo hace, ya que hemos internalizado la idea moderna de la multitarea. En cambio, con mindfulness nos concentramos en un solo punto, es un enfoque unidireccional de la atención.

Tienes a disposición nuestro medio, Diario ConCiencia, para extender una invitación a nuestros lectores a que conozcan más acerca de esta práctica y para que participen en tus talleres.

Los talleres van a empezar el 2 de diciembre. Serán un total de cuatro talleres de 1 hora de duración desde las 20 hasta las 21 horas, a realizarse en la Tríada de Anam Cara ubicada en Cochrane 333, Concepción. Comenzaremos con una sesión introductoria, para luego ir dando a conocer más acerca de esta práctica. El último de estos talleres se realizará el 30 de diciembre. Para los interesados en asistir escriban a miguelhidalgoalarcon@gmail.com. DCC