Buscar
08:12h. Sábado, 25 de Noviembre de 2017

ENTREVISTA A ZLATNA MIHOVILOVICH, DIRECTORA DEL CENTRO INTEGRAL DEL ADULTO MAYOR UNE

Los adultos mayores son personas que aún tienen mucho que aportar a nuestra sociedad

La tercera edad representa el 16% de la población nacional; cifra en franco aumento. Este progresivo fenómeno de envejecimiento, plantea desafíos tendientes a reformular las actuales políticas públicas en esta materia

Uno de los objetivos que persiguen los gestores de esta iniciativa, es el establecimiento de lazos familiares entre el personal y sus alumnos.
Uno de los objetivos que persiguen los gestores de esta iniciativa, es el establecimiento de lazos familiares entre el personal y sus alumnos.

En Chile, de acuerdo al Servicio Nacional del Adulto Mayor, hay 2,6 millones de personas sobre 60 años, lo que representa el 15,6% de la población. En el país, la esperanza de vida es de 82 años para las mujeres y de 77 años para los hombres y para 2025 se espera que la población mayor de 60 años constituya un 20%, lo que superará el porcentaje de población menor de 15 años. En los países que presentan escenarios de envejecimiento acelerado, una de las problemáticas sociales y de salud prioritarias, es entender el fenómeno de la dependencia de los adultos mayores en distintos ámbitos, no solo en el de la enfermedad. Sin embargo, para nuestro actual sistema público, el enfoque preventivo y de la comunicación aplicada, en el caso de personas autónomas mayores de 60 años y sus redes de apoyo, es un espacio de intervención aún poco explorado, pero que, de aprovecharse, constituiría un conjunto de buenas prácticas socio educativas con adultos mayores, en un marco conceptual de envejecimiento activo y digno.

Es por esta razón, que un grupo de profesionales y especialistas, encabezados por la profesora de inglés Zlatna Mihovilovich, asumen el desafío de crear el Instituto Integral del Adulto Mayor UNE (Un Nuevo Enfoque), al cual definen como "un lugar de encuentro y sana convivencia, en donde los alumnos puedan compartir, renovarse y reinventarse, para desarrollar la mejor versión de sí mismos, ser plenamente felices y mejorar su calidad de vida"

Diario ConCiencia conversó con la directora de esta institución, para inquirir mayores detalles acerca de esta noble iniciativa.

Zlatna... Cuéntanos, cómo y cuándo parte esta iniciativa de crear el Instituto Integral para el Adulto Mayor UNE.

Partió hace un par de años atrás, cuando hacía clases de inglés a adultos mayores. Yo soy profesora de inglés y trabajé cinco años en otra entidad, que es una institución dependiente de la Universidad de Concepción. Haciendo clases a mis alumnos, me ponía a pensar en sus requerimientos y necesidades, donde sentía que no estaban siendo canalizadas de la mejor manera a nivel de sociedad. Al pensarlo a nivel macro, yo me decía: "habría que hacer otras cosas considerando lo que se viene y que es que en unos ocho años más, la población de adultos mayores de nuestro país va a superar a la de jóvenes". También estaba el hecho de que los veía tan vigentes en mis clases y pensaba: "llegan a un punto de sus vidas en que jubilan, se retiran y ¿qué hacen después?". Las expectativas de vida son diferentes a otras etapas de su existencia. Y ¿qué hacen ellos durante ese tiempo estando vigentes todavía?

Con respecto a lo que mencionabas acerca de que nuestro país avanza hacia un envejecimiento de su población. En estos momentos... ¿Cómo estamos abordando el tema del cuidado del adulto mayor a nivel de gobierno, Estado y ciudadanía?

Por lo menos lo que veo aquí a nivel de región, es que, efectivamente, existen las cajas de compensación ¡Eso no lo niego! Hay agrupaciones de adultos mayores que se dividen por sectores, dependiendo de donde vivan, pero apuntan solamente a ciertos beneficios, como por ejemplo, los viajes para la tercera edad, algo de baile entretenido, tejido y mate criollo. Eso está bien, pero siento que hay otro tipo de adultos mayores, que en el aspecto intelectual aspiran a cosas mucho mayores y no se ofrecen beneficios para satisfacer esa clase de anhelos. Por eso mismo, en nuestro instituto tratamos de incorporar cursos que apunten al menos, a cuatro aspectos del ser humano en su total dimensión: el aspecto físico-corporal, mental-intelectual, emocional, que es un aspecto importante en la vida de todo ser humano y también, un aspecto espiritual, entendiéndose como una línea espiritual-trascendental. Abordando esos cuatro puntos básicos, e incorporando un sano divertimento, a nivel macro tratamos de tener la visión total de cómo potenciar al adulto mayor.

Entrada_UNE

Y específicamente, esas cuatro áreas que convergen en el servicio que ustedes brindan al adulto mayor...¿En qué tipo de cursos y en qué tipo de apoyo se materializan?

Para la parte física o corporal están los talleres de baile, baile entretenido y danza árabe. Hay dos cursos bien interesantes: uno es de "Espalda Sana", para prevención y corrección postural y otro, que imparte otro profesor, y que está enfocado netamente en la coordinación psicomotora del adulto mayor. También se orienta al tratamiento de dolencias como artrosis, problemas de la cadera, de las rodillas y en atender a adultos mayores que no pueden desenvolverse muy bien a nivel físico. Son autovalentes, pero no pueden realizar ciertos movimientos de su cuerpo. En el aspecto intelectual, apuntamos a analizar todo lo que es contingencia nacional e internacional. Hay un curso especial de creatividad, para aprender a desarrollarla y a aplicarla en diferentes áreas de sus vidas. Apuntamos a la activación de habilidades cognitivas en el adulto mayor, que se van perdiendo con los años. Yo les digo a mis alumnos en forma coloquial: "¡Hay que chicotear la neurona!". Como profesora de inglés puedo afirmar que está científicamente comprobado que el aprendizaje de un segundo idioma que no es el propio, ayuda a retardar la aparición del Alzheimer. Está otro aspecto, fundamentalmente emocional, a través del curso de las destrezas emocionales, que apunta a abordar, como bien reza el curso: "cómo son mis emociones conmigo mismo y cómo me desenvuelvo con mi entorno". El adulto mayor está lleno de miedos y lleno de trancas que va arrastrando desde el pasado. Por ejemplo, el tema de la pérdida de un ser querido lo inhabilita mucho a nivel emocional, pues hace que se enclaustre y se encierre en un mutismo. Por lo tanto, si hace el esfuerzo y tiene la voluntad de venir donde nosotros a tratar de mejorar esa área, lo potenciamos con el fin de que su vida sea más armoniosa.

Por último, está el aspecto espiritual-trascendental, a través del curso llamado "Raya Yoga", el cual es un Yoga filosófico y meditacional, independiente de la creencia que tenga cada persona. En eso somos muy respetuosos. También, vinculando la parte espiritual con la parte emocional en la búsqueda del punto de equilibrio, están los cursos de meditación, concentración y relajación que desarrollamos.

UNE

¿Qué personas y profesionales están incorporados al equipo UNE?

Tres profesores de educación física, una profesora de danza árabe, una profesora hablante nativa francesa y yo, junto a otro colega, que somos profesores de inglés. Hay un profesor de historia y cientista político; una profesora de filosofía que creó - de acuerdo a su experiencia de vida - el curso de creatividad. Una fonoaudióloga, que hace el curso de activación de las habilidades cognitivas. Y, en el aspecto de lo que es la meditación, la concentración,  la relajación y el Raya Yoga, está mi coordinador, quien tiene una vasta experiencia de muchos años, en el conocimiento de las culturas orientales. Él ha estudiado sociología y también se ha especializado en lo que es meditación propiamente tal ¡La meditación de Oriente! Eso le otorga un bagaje amplio para trabajar de manera eficaz, ese aspecto con las personas que vienen acá. También impartimos cursos de mindfulness - o atención plena -, que están a cargo de dos facilitadores.

Por otro lado, tenemos en perspectiva la incorporación de la connotada directora de teatro Berta Quiero a nuestro staff, para que se haga cargo de implementar un taller de esa disciplina artística.

¿Cuál es el perfil de los adultos mayores que llegan a su instituto, en cuanto a edad, características psicológicas, problemas, enfermedades o situaciones de vida que pudieran arrastrar?

Actualmente, tenemos docentes universitarios jubilados. Dentro de ellos, gente que vive sola. Hay mucha gente que vive sola y que trata de cubrir sus tiempos con variadas actividades para no sentir esa sensación de soledad. Gente que viene por depresión, por la pérdida de un ser querido, ya sea el esposo, la esposa o un hijo, y que ya vienen con un tratamiento psiquiátrico o psicológico previo. Ellos buscan encontrar aquí un sentido de pertenencia, ser parte de algo. También llegan personas que necesitan otros tipos de terapias. Para esas personas ofrecemos terapias individuales, más focalizadas en sus necesidades específicas. Puede suceder que alguien tome un curso, pero que sienta que requiere algo netamente personalizado. Para todo ello, está el mismo profesor encargado de las destrezas emocionales o la parte de meditación personalizada. Y hay una nutricionista clínica, que hace terapias de reiki, flores de Bach, auriculoterapia, reflexología. Y ella a su vez, también hace terapias individuales.

A nuestro instituto llega gente que quiere ser parte de algo. En el fondo hay un sentimiento de soledad muy profundo en el adulto mayor. Como sociedad los discriminamos, los segregamos. Cuando ellos quieren tener ese sentido de pertenencia, les gusta estar en un lugar que les resulte familiar, donde ellos puedan decir: "voy a un lugar del cual me siento que soy parte". Por eso el establecimiento donde funciona nuestro instituto, es una casa. Años atrás fue una residencia particular y ahora se utiliza como instituto. Por lo tanto, posee un ambiente muy hogareño, pues hemos tratado de decorarla y ambientarla justamente para ello. En los momentos en que tenemos el coffe-break, que es cuando hacemos un paréntesis en el curso, venimos a la salita del té o del café que es como la llamamos, la cual está adornada de tal manera, que la gente se siente muy a gusto. A veces el tiempo del cafecito se pasa en media hora o 45 minutos, porque simplemente ellos quieren conversar, quieren comunicarse y nosotros tratamos de privilegiar la comunicación y la sociabilidad para que se sientan gratos. En el fondo es tratar de brindarles un espacio en el que sean felices.

Zlatna, acabas de mencionar una característica diferenciadora que ustedes le han tratado de imprimir, a modo de sello, a su institución, en su caso, la calidez y la decoración de hogar ¿Qué otras características los diferencian de otras iniciativas similares?

Como creo que te comenté, dentro de las cosas que queremos ofrecer al adulto mayor está el divertimento sano. El adulto mayor se siente un tanto incómodo y desplazado a nivel físico. Si quiere buscar un lugar para el entretenimiento sano, o está muy distante o no se especializa en el esparcimiento del adulto mayor. De hecho, hay música que ellos solían escuchar y hoy ya no se escucha.

También una de las ventajas podría ser la ubicación que tienen...

¡Claro! La ubicación donde estamos es privilegiada aquí en Lincoyán entre Chacabuco y Víctor Lamas, cerca del Parque Ecuador y cerca del museo Galería de la Historia de Concepción. Tiene fácil acceso, puesto que  la locomoción colectiva pasa por diversas calles circundantes y además, contamos con estacionamientos. Nosotros estamos en un  condominio de 4 casas y todas tienen giro comercial. Por lo tanto, las personas que trabajan en horario de oficina en los otros tres inmuebles, se van y dejan disponible el estacionamiento, que tiene capacidad para unos 20 vehículos aproximadamente. También organizamos los Karaoke-Malón, donde fusionamos lo que se usa hoy en día con lo de antaño. Esas tertulias, en que cada persona llegaba y traía alguna cosita para compartir, hoy en día ya no se ve. Entonces la idea es, que si la persona quiere venir y traer un paquete de galletas, un pedacito de kuchen o alguna cosita que haya hecho en casa, lo traiga y lo compartimos acá. El tema de la música a los adultos mayores los motiva mucho.

UNE2

Sobre todo aquella música que los conecta con sus recuerdos...

¡Exacto! Música de los '50s, '60s, '70s, e incluso gente ochentera, que puede escuchar a cantantes como Leonardo Favio, el "Puma" Rodríguez, Salvatore Adamo o Julio Iglesias. Vamos a tener música en vivo y música de karaoke.

Zlatna ¿Y cuáles han sido los comentarios de las personas que ya están asistiendo a los cursos? Y si ustedes nos pudieran compartir alguna experiencia que quisieran destacar con algún adulto mayor, que pudo haber llegado en una situación muy sombría, con una tremenda carga emocional y ustedes lo han logrado recuperar...

Hay adultos mayores que viven solos, han venido para acá y se han sentido como en familia. El sentimiento de pertenencia es fuerte. Ellos saben que vienen como a su casa. Tenemos adultos mayores que como han visto que esta institución es muy hogareña, nos han obsequiado parte de sus cosas para continuar sintiéndose parte de esto. Desde lámparas y ornamentos, hasta tacitas que pasarán a formar parte de la sala del té. Ellos llegan acá, ven aquel objeto que trajeron y se sienten "parte de". Hay una cosa muy importante que es la relación que se establece entre la persona que viene y los que estamos trabajando, donde nuevamente recalco el sentido de la pertenencia.

Une, como es su eslogan...

¡Exacto! Un trabajo en equipo, pero tanto con las personas que vienen, como con los que trabajamos aquí. Lo otro, es que tenemos alumnos con Alzheimer declarado y que están tomando medicamentos. Para los familiares de estas personas, saber que ellos vienen a un lugar donde se sienten queridos, es algo que agradecen enormemente, porque aquí son escuchados con paciencia, con cariño, con empatía y con contención, al contrario de lo que pudiera suceder en otros lugares donde, probablemente, serían relegados o simplemente abandonados.

Como un trasto viejo...

¡Exactamente! Tratamos de que ellos puedan reinventarse, transformarse, sentir que tienen cosas que aportar. Lo he dicho en más de una oportunidad, no es lo que la sociedad o los más jóvenes podamos hacer por ellos; es lo que ellos pueden hacer por nosotros todavía.

Hay plena vigencia en ellos y está el aporte de los años...

¡Sí! Es algo que veo en ellos y que percibo durante las clases que imparto. Tengo alumnos hasta de 90 años que vienen para acá y se amononan, se arreglan y son felices. Para ellos este es un evento en su diario vivir, que les sirve de energía y de motor para todo el resto de la semana, pues saben que se van a encontrar con gente que los quiere, entre sus compañeros y las personas que trabajamos acá.

Sus pares en otras palabras...

Exactamente; con sus pares.

¿Cómo se les ubica, cómo se les contacta a ustedes como Centro Integral del Adulto Mayor?

Pueden venir directamente a nuestra dirección o comunicarse a los teléfonos que hemos tratado de difundir a través de volantes. También tenemos una página en facebook, que es  www.facebook.com/InstitutoUNE/, donde podrán encontrar información sobre nuestros teléfonos fijos y whatsapp, para poder comunicarse con nosotros.

Esta última parte es un clásico que hemos establecido como medio y consiste en que digas algunas palabras al cierre de esta entrevista, desde tu visión como directora de este instituto. Algo que consideres importante destacar.

Hay algo que he experimentado en mi vida. Tengo 44 años y toda mi vida ha sido un proceso de transformación constante. Creo firmemente en la capacidad de transformación del ser humano sin importar la edad que tengas. Yo misma me he transformado en comparación con veinte años atrás. Como dice mi coordinador, esa capacidad de transformación requiere buena voluntad para poder dar pie a este proceso. Y esa necesidad de transformarse, puede ocurrir a cualquier edad. He analizado este tema y la idea es crear la mejor versión de uno  mismo; no importa si tienes sesenta, setenta u ochenta años, ni siquiera importa si es el día antes de partir de este mundo, pero transformar la mente es transformar la vida y es un asunto de actitud, de ver la vida de manera positiva. Es elevarse donde quiera que estés o en las circunstancias que estés viviendo. DCC

Karaoke