Buscar
08:06h. Sábado, 25 de Noviembre de 2017

LA CEREMONIA FORMÓ PARTE DE LAS ACTIVIDADES DE ANIVERSARIO DE ESTA CASA DE ESTUDIOS SUPERIORES

Premios Educa UBB destacaron trayectoria de connotados penquistas

ubb4-730x350

Este lunes 11 de abril, a las 19:00 horas, en el Aula Magna de la Universidad del Bío-Bío, y en el marco de su aniversario número 69 se desarrollaron los Premios Educa UBB, que en esta oportunidad premió a Mario Cánovas Beltrán, en Arte y Cultura; Irma Moreno Leiva, en Formación Social; Julieta Monsalves Carrillo, en Educación; y Francisco Grandón Cartes, en Deporte

El objetivo principal de los Premios Educa UBB es ofrecer un reconocimiento público a aquellas personas que han realizado un significativo aporte al desarrollo de la educación, arte y cultura, deporte y formación social, pues la UBB es consciente del rol y acciones que llevan a cabo numerosos ciudadanos y ciudadanas, en forma pública o privada, que además tienen un gran impacto en el desarrollo de la sociedad.

En definitiva, consciente de que aquel rol debe ser estimulado, la UBB busca destacar a las personas en un acto público, con participación de la comunidad, y con la presencia de los estamentos universitarios.

Los premiados son...

Francisco Grandón Cartes en deporte

Su vínculo con el Atletismo se remonta a sus años de juventud. Poseía velocidad y destreza técnica, por eso sus pruebas preferidas eran 100 metros planos, pruebas con vallas y salto largo. Hoy, con 86 años, Sus logros deportivos son difíciles de enumerar, pues en campeonatos nacionales siempre ha liderado en sus respectivas pruebas, e incluso ha logrado figuración destacada a nivel internacional. 

Tras una carrera llena de triunfos y logros, Grandón asegura que siente una gran satisfacción, no tanto por los lugares obtenidos, sino por los beneficios que percibe en el plano de su salud y en cuanto a su desarrollo personal, pues en el deporte también encontró fortaleza y sanación.

Por lo pronto, Francisco Grandón continúa con sus entrenamientos tres veces por semana, lunes, miércoles y viernes, entre 10.30 y 12 horas, en el Estadio Atlético Militar, que amablemente les facilita el comandante Patricio Torres Becker. “Todavía estoy en condiciones de hacer algo más”, sostiene con convicción.

Irma Moreno Leiva en formación social

Si bien, Irma Moreno es mayormente conocida por su rol en la creación de la Corporación Oncológica del Bío-Bío y por el Hogar Los Boldos, que acoge a pacientes que deben someterse a tratamientos contra el cáncer, y que son de fuera de Concepción, su tarea de 

asistencia a la comunidad comenzó mucho antes. Lo cierto es que seguirle el ritmo a Irma no es tarea fácil. Su espíritu se mantiene jovial y cada día es una oportunidad para dar gracias, pues se reconoce muy feliz con la vida que ha llevado. “Me he gastado la voz sirviendo. Pero nunca falta una amiga o una persona que me ayude. Yo creo que la formación espiritual es fundamental. Las personas muchas veces solo quieren ser escuchadas. Uno mismo, tiene que aprender a ser vieja, hay que prepararse para eso, y eso es lo que intento, estar preparada espiritualmente”, sostiene.

Por sus notables aportes a la comunidad y su incansable espíritu de servicio. Para nuestra casa de estudios superiores es un agrado hacer entrega del Premio Educa UBB.

Julieta Monsalves Carrillo en Educación

Julieta puede considerarse una educadora integral, pues no solo las ciencias conforman su ámbito pedagógico. Desde hace un tiempo también ha debido asumir en su colegio, la responsabilidad de los denominados Centros de Recursos para el Aprendizaje, usualmente reconocidas como Bibliotecas. Actualmente integra el Programa KIMLU Ciencia Joven, orientado a jóvenes escolares quienes son invitados a participar en campamentos científicos donde además de conocer, aprenden.

Para llamar la atención de los más pequeños e inculcar el placer por la lectura. Cada viernes, entrega a los niños y niñas una lectura que deben compartir con sus padres durante el fin de semana. “Esto es muy importante para la formación cultural de los niños. También realizamos dramatizaciones junto con una colega de Lenguaje; me pongo capa y antifaz, y generamos un ambiente especial, porque de eso se trata”, explica.

Mario Cánovas Beltrán en Arte y Cultura

Entre los años 1960 y 1998 estrenó en Concepción numerosas obras para coros y orquesta, entre ellas El Mesías de Haendel (1985); Novena Sinfonía de Beethoven (1977); Stabat Mater de Dvorak (1992); y Misa Santa Cecilia de Gounod (1998). Como compositor ha publicado 12 obras para voces solistas, para coros y para solistas, y para coro y orquesta. También ha escrito canciones infantiles. Entre estas últimas destaca una composición dedicada a su pequeña nieta. Asegura que prontamente comenzará con su rutina más habitual. “Como meta o sueño a realizar, creo que podría formar un grupo coral con el cual pueda desarrollar alguna cosa que me haya quedado en el tintero, aunque nuestro repertorio fue muy amplio, abarcando obras desde el Barroco hasta mediados del siglo XX. Quien sabe qué se pueda hacer aún, pero cuando mucho en un horizonte de 5 años, porque después no sé si quede mucha cuerda”. DCC

UBB