Buscar
12:50h. Viernes, 15 de Diciembre de 2017

ENTREVISTA A NICOLÁS GUÍÑEZ, MELÓMANO, DJ, CONDUCTOR RADIAL Y PRODUCTOR DE LA FERIA "TIEMPOS MODERNOS"

Para que los sueños se cumplan hay que partir por enamorarse de nuestra existencia

14344351_1816562925252839_7804844963522116297_n

Joven y multifacético productor artístico y gestor cultural, quien se ha empeñado en el último tiempo, en llevar la música, el arte popular  y la innovación a diversos espacios públicos donde se reúna la gran familia penquista. Creador de la feria "Tiempos Modernos", un espacio multimedia en el cual emprendedores de la zona tienen la oportunidad de dar a conocer sus productos al resto de la comunidad es su gran apuesta, un evento cuya meta es convertir una feria del emprendimiento, en una plataforma para el enriquecimiento antropológico y el fortalecimiento de la vida en los barrios

Constituyen el espacio para la reunión y la manifestación social por excelencia, el lugar que alberga el cotidiano transcurrir de la vida colectiva y el sitio que conserva la memoria de sus habitantes. En las ciudades modernas, el peso de la tradición que portan los espacios públicos, es lo que otorga identidad y carácter a la metrópoli, el que permite reconocerla y vivirla desde el corazón de su urbanidad, entendiéndola como un conjunto en el cual confluyen elementos paisajísticos, espaciales, culturales y patrimoniales. El tratamiento de estas áreas urbanas dotadas de un fuerte carácter ciudadano, multiplica las alternativas asociadas a posibles soluciones tendientes a mejorar la calidad ambiental del entorno. No obstante, la irrupción de la interfaz digital, trajo aparejado un fenómeno que golpeó fuerte, sobretodo a las nuevas generaciones, y que se manifestó en el confinamiento en espacios cerrados y la cosificación del núcleo familiar. En palabras del urbanista español Jordi Borja: "existe una crisis del espacio público como elemento ordenador y polivalente. Como lugar de intercambio y de vida colectiva en cada barrio y como elemento de expresión comunitaria y de identidad ciudadana". Este deterioro en la convivencia cívica, fue uno de los aspectos que más llamó la atención de nuestro entrevistado y que lo hizo asumir el compromiso de recuperar los espacios públicos para las familias, a través de iniciativas artístico-culturales como la feria "Tiempos Modernos". Diario ConCiencia dialogó con el productor artístico Nicolás Guíñez, para conocer un poco más a fondo qué cosas inspiraron su creación.

Nico, cuéntanos… ¿Cómo y cuándo nace en ti este interés por coleccionar música y organizar eventos artísticos?

El amor por la música viene de mi niñez cuando en los '90 era amigo de la radio y especialmente de los cassette. Escuchar en esos tiempos lo que ahora se llama música kitsch, que tenía toda una unión familiar, escuchar a la mamá o al papá cantar las canciones que en esos tiempos eran un éxito. Cuando tenía 12 años tuve mi primer tocadisco RCA del '67. Mi hermano Ángelo, me dio a conocer la música británica, en un momento de mi vida en que ya comenzaba a formar mi identidad mod. Luego, salir con mi parka y asistir con mis padres a ver a Los Bunkers en el bar “Gato Azul”, a Los Santos Dumont en la Casa del Deporte o al Parque Ecuador. Asistir a una tocata de la mítica banda Radar en el bar “Jardín Primitivo” junto a los amigos de mi hermano que formaron el grupo literario Aullido, a los que quisiera mencionar: Ignacio Gallardo, Cristóbal Barrientos, Macarena Navarrete, Alonso Castillo y Rodrigo Díaz Salazar. Recuerdo que estuve presente prestando atención a sus poemas en el bar “Minotauro”, en el “Café Neruda” o en el “Lengue Lengue”. Mi amigo Marco Vera con su Banda Delon y Praga, de quien filmé parte de sus conciertos. Él es un gran músico penquista que formó parte de Los Enviados y de Los Ángeles Subterráneos. El mítico Jorge Mendoza y su amor por el rock. La banda Fedeherratas, haciendo bailar a las personas en la comuna de Hualpén, Machuca haciendo lo propio y luchando por revivir el punk. Y las agrupaciones santiaguinas Matorral y Sintra. Pido mil disculpas a aquellas personas que no he mencionado y que fueron parte de mis aventuras adolescentes.  Gracias a ellos tuve las ganas y la afición de coleccionar música y de realizar eventos artísticos.

¿Qué íconos o figuras de la cultura pop te inspiraron para transformarte en el productor de tocatas, fiestas de la música, programas de radio y actualmente, la feria “Tiempos Modernos” que eres?

El ícono pop que me inspiró y me ha transformado es mi hijo Pascal. El tomar la decisión de abandonar una vida autoimpuesta que quería formar y realizar aquello que verdaderamente me gusta, no fue para nada fácil, pero el apoyo de mis padres y mi hermano fue incondicional, de lo cual les estoy muy agradecido.

¿Qué cosas le faltan aún a nuestra ciudad para transformarse en “cuna de la cultura”, pero con mayúsculas?

¿Qué le falta? Creo que en estos momentos a Concepción no le falta nada. He observado que la ciudad tiene una intensa actividad diaria. Hay ferias, locales con música en vivo, teatro y danza. Lo que falta es hacer bien el trabajo y que las productoras sean empáticas con los artistas al facilitarles el espacio y brindarles la oportunidad. Cuando me refiero a empatizar, quiero dar algunos ejemplos: los expositores tienen que pagar un monto exagerado por un stand en alguna feria; todavía hay locales en que los tratos con las bandas son pagarles con botellas de cervezas; hay compañías de teatro que todavía están haciendo rifas para costear un espacio, etcétera. Es complicado ser artista en esta ciudad y me da una tristeza el ver personas, con clara vocación artística, que aseguran su vida por una carrera profesional.

18009784_1922540937988370_1918755481_n

¿Cómo y por qué nace esta iniciativa llamada feria “Tiempos Modernos”?

Nace por querer ayudar a los expositores, además de recuperar las plazas municipales para la familia, en donde los padres puedan ir con sus hijos a compartir sus gustos y aficiones. El nombre “Tiempos Modernos”, es un homenaje al tema de Emociones Clandestinas incluido en su disco “Abajo en la Costanera”, una canción que se vuelve profética y que a la vez, invita a romper esquemas…,”tenemos artistas, hermosas plazas, no lo puedes desconocer”.

¿En qué consiste este singular evento, del cual ya llevas dos versiones realizadas? Descríbelo brevemente…

Básicamente consiste en un evento familiar que dura dos días, compuesto por, aproximadamente 16 stands de distinto rubros, que incluyen vinilos, manufactura, cómics, ropa reciclada, ilustraciones, domo planetario, libros, estampados, artesanía, música en vivo y cine, esto último sólo durante la primera noche. También tenemos números sorpresa para los asistentes.

¿Qué diferencia a esta actividad que tú organizas, de otras con similares características?

No creo que tenga alguna diferencia, ya que la feria “Tiempos Modernos” abre espacio a todos los estilos e iniciativas de emprendimiento. Tampoco quiero comparar mi feria con las de otros chicos que también gestionan de manera independiente. Por ejemplo, está el “Mercadito Comics”, la feria “Zaguán” y muchos más. Mis objetivos son que se realice mensualmente y que pueda estar catalogada como la feria independiente que proporciona una oportunidad inmejorable a todos los artistas y expositores que quieran participar en ella. Siento que recién he comenzado y que aún estoy en el lado A de mi primer vinilo.

Se acerca una tercera versión de FTM ¿Qué evaluación harías a partir de las dos experiencias anteriores? ¿Cómo ha sido la respuesta del público penquista?

La experiencia es positiva. Siempre habrá detalles que se corregirán en la siguiente versión. Lo interesante es destacar que con el tiempo esta iniciativa se potencia más. El nombre “Tiempos Modernos” está pasando sigilosamente por cada cuadra de la ciudad y eso me agrada. El público penquista es exigente, hay que tenerlo entretenido constantemente. Es por ello que he extendido la música en vivo y siempre estoy atento a escuchar las sugerencias de los asistentes. La idea es que entiendan que ellos forman parte de esta feria también.

Específicamente en lo concerniente a ti, aparte de la música ¿Qué otras expresiones artísticas te cautivan?

Siempre me ha gustado la literatura y eso es gracias a mi hermano Ángelo, quien siempre me forzaba a leer en mi adolescencia. Cuando él bautizó al grupo literario Aullido, comencé a educarme con libros de Vicente Huidobro, Nicanor Parra, Roberto Bolaño, Enrique Lihn y especialmente, con La “Generación Beat” (Kerouac, Ginsberg, William Burrougs, Cassady y muchos más). Ellos forman parte de mi vida. Entender a estos personajes, su estilo de vida y como dijo Kerouac:… “tenemos la obligación de evitar que nos impongan su modo de vida”. En eso estoy ahora.

18009421_1922540717988392_743664074_n

¿Qué expectativas tienes en torno a la realización de estas ferias? ¿Cuál es el siguiente paso que pretendes dar en pro de consolidar un evento masivo, popular y de carácter cultural con el cual el público penquista se identifique?

Mis expectativas no son ambiciosas. Quiero seguir con el trabajo independiente, deseo involucrar todas las expresiones artísticas y que los asistentes puedan conocer su ciudad. También poder demostrar a través de estos eventos que estamos rodeados de talento. El siguiente paso es la 3era feria. Trato de exigirme al máximo para no defraudar a los seguidores. Mi intención es seguir acercándome a las personas. Pretendo llegar a cada comuna del Gran Concepción, para que los artistas locales puedan darse a conocer a su comunidad. He pensado realizar una FTM masiva, pero siento que todavía queda mucho por madurar y mucho trabajo por hacer.

Haz una invitación a nuestros lectores y un mensaje a todos los que siguen nuestro medio.

Agradecer por la entrevista y el interés de conocer mi trabajo en la FTM. La invitación está abierta a todas las personas que asistan a la siguiente versión que está en proceso. Pueden ir en familia a compartir durante dos días el talento que existe en nuestra ciudad. El mensaje que les puedo entregar a todos los que se sienten confundidos o tienen sueños que no están seguros que puedan cumplir es muy sencillo: ¡Enamórense de su existencia! DCC