Buscar
11:34h. Miércoles, 20 de Septiembre de 2017

"MÚSICA DE LAS ESFERAS" EN EL SISTEMA PLANETARIO TRAPPIST-1

La sinfonía cósmica del sistema planetario Trappist-1

Música_Trappist

Un grupo de astrónomos del Canadian Institute for Theoretical Astrophysics (CITA) en Toronto, estudiaron la estabilidad y el origen de TRAPPIST-1, y usando sus simulaciones numéricas, convirtieron el movimiento de los planetas en música. Entre los científicos que realizaron este trabajo se encuentra Cristóbal Petrovich, licenciado en Astronomía e Ingeniero Civil Matemático de la UC

Trabajando para ahondar en la estabilidad y origen de TRAPPIST-1, el sistema planetario descubierto a comienzos de este año, un grupo de investigadores del Canadian Institute for Theoretical Astrophysics (CITA), ubicado en la ciudad de Toronto, decidió que la mejor forma de comunicar los resultados al público era musicalizar el movimiento de los planetas alrededor de la estrella.

Uno de los autores de la investigación es Cristóbal Petrovich, licenciado en Astronomía e Ingeniero Civil Matemático de la UC, quien actualmente se desempeña como investigador postdoctoral en el CITA. "Demostramos que la configuración muy particular del sistema, en la cual los planetas siguen órbitas con períodos en la secuencia 24:15:9:6:4:3:2, puede salvar al sistema de volverse inestable rápidamente, problema que fue aludido cuando se descubrieron los planetas. Esta secuencia de períodos no es producto del azar, sino que guarda una relación directa con el origen de TRAPPIST-1 y como el artículo es más bien técnico, habla de resonancias orbitales y de migración de planetas. El equipo hizo un esfuerzo por hacerlo más interesante para el público general y lo musicalizó usando simulaciones de nuestro trabajo que mantienen a TRAPPIST-1 en una configuración estable. Las notas, por ejemplo, corresponden a una escala audible de las frecuencias orbitales y se tocan cuando el planeta transita al frente de la estrella. Fue gracias a estos tránsitos, que los planetas fueron descubiertos. Lo mismo se hace con las conjunciones planetarias y además se agrega la variabilidad en el brillo de la estrella producto de tormentas estelares", explica.

El resultado, cuenta Petrovich, es impresionante: "El hecho de que los períodos orbitales de los planetas sigan una secuencia de resonancias ayuda a que suene muy bien". El video musical de TRAPPIST-1 se puede revisar en el link y los resultados de la investigación aparecerán en la revista Astrophysical Journal Letters.

Revisa el link con el sonido de TRAPPIST-1: https://youtu.be/WS5UxLHbUKc