Buscar
13:00h. Viernes, 15 de Diciembre de 2017

EL DESCUBRIMIENTO SERVIRÁ PARA ENTENDER MEJOR CÓMO ES REALMENTE EL PROCESO COMPLETO DE FORMACIÓN ESTELAR

Astrónomos chilenos descubren una pieza perdida en la formación galáctica

carina_santana

Crédito Foto: G. Bono y Cerro Tololo International Observatory

El hallazgo explica cómo se formaron las estrellas de la Galaxia Carina, ubicada a 300 mil años luz de la Tierra. El descubrimiento será publicado en la próxima edición de la revista The Astrophysical Journal. 

foto_extra1_asantana2foto_extra2_rmunoz2

             Felipe Santana                           Ricardo Muñoz

El trabajo muestra que las estrellas de Carina se formaron en dos eventos “El primero tomó lugar en toda la extensión de dicha galaxia, para luego -mil millones de años después – desarrollarse un segundo proceso de formación estelar, pero esta vez circunscrito a la zona aledaña al núcleo galáctico”, explica Felipe Santana, primer autor del descubrimiento e investigador postdoctoral del Departamento de Astronomía FCFM de la Universidad de Chile.

Hasta antes de esta investigación, la astronomía suponía que era la Vía Láctea la que encendía la formación estelar de Carina cuando ambas se acercaban. No obstante “nuestras observaciones prueban exactamente lo contrario… la evolución de esta galaxia se debió a procesos internos” cuenta Ricardo Muñoz, astrónomo del Departamento de Astronomía FCFM U. de Chile.

La pieza que faltaba

“Nuestro análisis mostró que después de formarse esta galaxia enana (Carina), empezaron a morir sus primeras estrellas las que explotaron en forma de supernovas. Éstas desplegaron una cantidad enorme de energía al medio que las rodeaba. Dicha energía proveniente de supernovas se traspasó al gas que había dentro de la galaxia, el que se calentó y expandió”, continúa Muñoz.

“Al ocurrir este fenómeno, dicho gas no pudo seguir formando estrellas y por tanto la galaxia pasó por un período de más de mil millones de años en que estuvo completamente inactiva. Con el tiempo el gas se enfrió y nuevamente se contrajo cayendo hacia el centro de Carina, formando estrellas por unos 5 mil millones de años más”, aclara el investigador postdoctoral.

El hallazgo entrega una explicación física coincidente con las observaciones a un fenómeno muy relacionado con la formación de las galaxias que rodean la Vía Láctea. “Estos pequeños cuerpos orbitan alrededor de nuestra galaxia igual que como lo hace la Luna con la Tierra. La teoría indica que a partir de este tipo de objetos se formó la Vía Láctea. Reconstruyendo el pasado de estas galaxias enanas podemos reproducir la historia de formación de nuestro propio ambiente”, concluye Santana

La investigación titulada “La formación estelar resuelta espacialmente de la galaxia enana esferoidal Carina” (en inglés “A MegaCam Survey of Outer Halo Satellites. VI: The Spatially Resolved Star Formation History of the Carina Dwarf Spheroidal Galaxy”), se basó en observaciones realizadas por el telescopio Magallanes II, del Observatorio de Las Campanas perteneciente a la Carnegie Institution of Science y representa dos años de trabajo de los investigadores postdoctorales Felipe Santana y Andrés Guzmán, y del académico del Departamento de Astronomía e investigador del Centro de Astrofísica CATA, Ricardo Muñoz.

Para ver la publicación original en la revista científica The Astrophysical Journal hacer click aquí

foto_extra0_carina_santana270

Aquí se ve el grupo local de galaxias que rodean a la Vía Láctea (de la cual es parte Carina). Crédito: local_group2.png: Andrew Z. Colvin